13.11.11

Exórciso mis verdades hasta convertirlas en polvo. Ponte cómoda, estaba deseando que volvieras. Aún guardaba tu forma de vivir preferida  en el cajón de las mentiras rojas. Pero vas a tener que recordarme cómo se usaba la mirada azul, porque a mi se me ha olvidado.




 Tampoco recuerdo dónde van las hileras blancas de dientes y cómo tengo que llevar las ojeras cárdenas.
Menos mal que todavía guardo las reminiscencias detras del omoplato izquierdo, pero es una pena haber perdido mis notas aclaratorias para los días grises: De todas maneras ni yo misma iba a entender mi letra.



 He dibujado un mapa por todos los puntos de mi cuerpo que quiero q barnices con saliva. Sé que a veces habrá que beber alguna lágrima asi que he comprado otro bote de 33 cl, el anterior lo rajé cuando te fuiste.

 He asumido de golpe todas las verdades que nunca te dije (Nunca te mentí, lo recalco ahora aunque eso sea otra cosa)

La música te echaba de menos. Mi alma te echaba de menos.

Ámame.

Hasta los Huesos.