14.7.11


Lucía es un trasto. Hiperactiva es un síndrome que se le queda corto. Un torbellino.

Desde que aprendió a andar juega a que es un gato y va saltando por los sofás gritando "miaus". También le encanta disfrazarse: Suele venir corriendo ilusionada con unas orejas de cartón mal recortadas y pegadas con celo a una cinta del pelo, gritándome que si no me gusta "muchisísisisimo" su traje de gato.

Una vez vino con mi camiseta de Metallica diciendo que era una "Jevi", le dio la vuelta al rascador del gato y usó la base redonda como batería...

De mayor pienso contarle todas estas cosas. Pero una cosa se la voy a recalcar siempre que pueda:

- Eras un trasto.

3 comentarios:

So payasa dijo...

Doy fe. xD
Muy bonito :3

Mademoiselle d'yeux noirs dijo...

Si, pero es preciosa! :)

marciana ache dijo...

jaja un retrato de la exploración infantil. Nada comparado con la exploración del mundo adulto que te lleva a los rincones más bajos de la estupidez.
Muy lindo <3