7.8.15

Nunca me gustaron los médicos.

Este dolor de estómago le duele a mi cuerpo.
Me he vuelto de un débil inimaginable. 

De repente la duda, la posible enfermedad, el deterioro. 
Me estoy quemando desde dentro. 

Manos para qué os quiero si la arquitectura no soporta el peso,