28.9.14

Las mujeres fuertes e independientes no lloran.

Salieron en fila por la puerta de  atrás.
El cuchillo se quedó sobre la mesa.
Mis huellas son rojo oscuro.
El Azul apenas raspo la superficie.
Pero el Verde se empeña en infectarse dentro.
¿Cómo?
He vomitado pus, pero sigue saliendo.
He evitado el veneno, pero me lo habéis metido a fuerza por la tráquea.
He querido que todo estuviera bien,
Vosotros no.
Habéis rasgado las imágenes de la pared hasta dejar el ladrillo desnudo.

No hay comentarios: