21.12.10

Tenía años de melena a sus espaldas, historias singulares en cada uno de sus tatuajes y borracheras memorables en sus 7 cicatrices.

Lo conocí cuando ya marcaba maneras y desde entonces no paró quieto. La carretera le lame las heridas...El vodka se las limpia, luego las vuelve a guardar en la guantera, junto con los cd's viejos. Las pesadillas no le quitan el sueño y la cerveza negra no le nubla la vista, qué mierda, claro que no es un insensible, ni mucho menos, pero ¿A qué disimula bien?

Pongamos una cosa en claro, lo que no cura el tequila, lo cura la música.

-Relax, my love.

He escondido un perdón en cada una de esas canciones.

6 comentarios:

coincidencia dijo...

Genial...me han encantado sobre todo dos frases!

Me surge un problema...cuando el dolor lo provoca el tequila o la música...con qué se cura?


Un beso y ánimo con el blog!!

Killa dijo...

Perfecto!!!!! de verdad, ya no tengo palabras.. porque con pocas palabras dices mucho y cada vez que paso por aca te digo lo mismo, que nunca te canses de leerlo!
Feliz navidad, y un abrazo fuerte!

NoaRock dijo...

Ese tío es mi hombre.

So payasa dijo...

probare son el tequila haber si funciona tan bien. Genial!

Topo dijo...

Nena... Muchas gracias, no sabia que pensases esas cosas de mi

·Êl düêndê (¡n)fêl¡z· dijo...

Dios... No sabía que el alcohol curara las heridas! ^^

Un beso linda, que los reyes te hayan traído muchas cosas!