1.11.10


- Ya tienes largas las uñas. Me encantan. Es que... ¡uff! Hacía mucho que no las tenías así, desde que cogiste la manía de mordertelas... Me gustaba cuando las llevabas más largas aún, siempre de algún color diferente, cuando un día las traías azules y al siguiente rojo, yo sabía que estabas de buen humor, ¡ Y qué díficil era todo cuando las llevabas con el color descascarillado...!

(...)

- De repente te las empezaste a morder, y tu buen humor debió desaparecer junto con los colores de tus manos, porque te apagaste, sí sí, no me mires así... Aunque también, era de lógica, con una cara tan apagada no pegaban tus colores vivos. Tenías los dedos en sangre viva, y los ojos tan cansados... Me pongo malo al recordarte así, con la ojerosa mirada perdida en algún rincón del bar, mordiéndote las uñas hasta saborear la sangre, y entonces, es cuando parecías quedarte tranquila y volvías a participar levemente en la conversación.
Triste, me ponía realmente triste; que el sol se hubiera apagado en ese preciso momento me habría importado menos que ese día en que viniste sin luz en el tacto...

7 comentarios:

IreneCandy dijo...

Tus entradas son geniales... Buaf, hacía un montón que no pasaba por aqui!! :(

Besitoos

Psychaos dijo...

m gusta mar x)
como estas! ke tas io hoy de clase y ni me enterao! un besason ^^

NoaRock dijo...

Con lo que alegra unas uñas de colores....!!!

Liru dijo...

<3
Me encanta...

So payasa dijo...

Jo.. yo lo intento.. u.u pero no recen, ahi ahi dando animos xD
Que no me entere yo que fatas a clase feotaaa ¬¬ gr.

Mademoiselle d'yeux noirs dijo...

Siempre quiero tener mis uñas pintadas...
Precioso el texto Mar,como siempre ^^
mejorate besitos!

Chica del espejo dijo...

Yo últimamente me las muerdo y me las pinto para disimular mi humor(no por como estoy)

Una entrada muy curiosa.

(no pasa nada por los 50 euros, ya te tocará encontrarte algo... verás)