10.11.10

Le gustan las mañanas frías, esas en las que el vaho del aliento hace ese humillo blanco en el aire, me encanta ver como se le pone la nariz roja mientras se frota las manos frente a los labios, es ciertamente adorable, no es que disfrute viéndola pasar frío, es que adoro que venga a abrazarme para calentarse un poco, que sí, que soy un niñato y un aprovechado, pensad lo que queráis, pero la escena es, ciertamente adorable. Ella, ella , ella , ella, y sus manos heladas, y su carilla de sueño.
A pesar de todo siempre dice que odia pasar frío, y yo sé que es mentira, porque por la mañana siempre juega a formar humo con el vaho, y a pegar la nariz congelada a mi cuello...

5 comentarios:

teologiadeS dijo...

Bonito texto.

Un saludo.

Chica del espejo dijo...

A mi también me encanta eso.

Sentir la nariz fría al besarte tu cuello caliente.

:)

So payasa dijo...

A todos nos gusta pasar frío ^^

Mademoiselle d'yeux noirs dijo...

uuuhhh!*o*
Preiocos Mar, adorable ^^
Y tia me encanta como has dejado el blogg!
besitos cari!

NoaRock dijo...

precioso texto
y lo mejor es que me lo imaginaba con dos niños pequeños ... imaginación gráfica se llama xD